La doctrina del punto de vista

“Cada vida es un punto de vista sobre el universo”

J. Ortega y Gasset, El tema de nuestro tiempo, p. 151

La doctrina del punto de vista, también conocida como “perspectivismo”, fue formulada por el filósofo español José Ortega y Gasset (1883-1955), como un intentento de superación de las principales tendencias gnoseológicas (epistemológicas, si se quiere) de la “modernidad”, a saber, el racionalismo y el relativismo. 

Según Ortega, en su obra El tema de nuestro tiempo, ambas tendencias filosóficas son “dos manera opuestas de hacer frente a la antinomia entre vida y cultura”. Mientras que el racionalismo “niega toda vida”, para “salvar la cultura”, el relativismo hace lo contrario, “desvanece el valor objetivo de la cultura para dejar paso a la vida”. 

Si analizamos ambas posturas desde el conocimiento, tenemos que el racionalismo señala que “sólo es posible el conocimiento si la realidad puede penetrar en él [el sujeto] sin la menor deformación”. De esta manera, el sujeto debe ser “un medio transparente”, carente de vida o “ultravital y extrahistórico”. Por otro lado, para el relativismo el conocimiento es imposible, ya que al entrar la realidad en el sujeto “se deformaría y esta deformación individual sería lo que cada vez tomase por la pretendida realidad”.

Sin embargo, según Ortega, el sujeto ni es un medio transparente ni deforma la realidad cuando la capta. El hecho es que el ser viviente es una especie de cedazo o retícula que selecciona ciertos aspectos de la realidad cósmica a la vez que ignora o, simplemente, no percibe las demás cosas. El sujeto, por tanto, tiene una “función selectiva”. Un ejemplo fisiológico es la audición, que capta sólo un espectro de frecuencias, desconociendo lo que está fuera de esos límites (como el ultra e infrasonido).

“Como con los colores y los sonidos acontece con las verdades. La estructura psíquica de cada individuo viene a ser un órgano receptor, dotado de una forma determinada, que permite la comprensión de ciertas verdades y está condenado a la inexorable ceguera para otras.”

J. Ortega y Gasset, El tema de nuestro tiempo, p. 148.

Según el perspectivismo de Ortega, no se trata, simplemente, de que cada sujeto tiene un punto de vista o una perspectiva de la realidad, sino que la realidad tiene perspectivas distintas: “La realidad cósmica es tal, que sólo puede ser vista bajo una determinada perspectiva. La perspectiva es uno de los componentes de la realidad. Lejos de ser su deformación es su organización” (p. 149)

La realidad sería como un paisaje mirado desde distintos puntos de vista: “La realidad, como un paisaje, tiene infinitas perspectivas, todas ellas igualmente verídicas y auténticas”. En el fondo, “todo conocimiento lo es desde un punto de vista determinado”. 

Para el perspectivismo no existe un punto de vista absoluto y ubicuo (o existe sólo como una abstracción). De esta manera, la verdad se va descubriendo y componiendo entre todos. Sin embargo, no se debe confundir con el relativismo, ya que el perspectivismo admite la existencia de una “verdad omnímoda y absoluta”, “ajena a las variaciones históricas”, pero que adquiere una dimensión vital cuando es descubierta o conquistada por cada individuo (persona, pueblo, época).

A partir de lo anterior, Ortega concluye que:

“La verdad integral sólo se obtiene articulando lo que el prójimo ve con lo que yo veo, y así sucesivamente. Cada individuo es un punto de vista esencial.”

J. Ortega y Gasset, El tema de nuestro tiempo, p. 157.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s